viernes, 23 de junio de 2017

EL PERSONAL COACH

EL PERSONAL COACH
ha venido para motivarnos
contesta siempre con paciencia
tiene respuestas positivas para todo
nosotras siempre preguntamos
mucho
para que se quede más tiempo
con su traje ajustado.
Las chicas no reconocemos que no
nos burlamos
de
él
que nos gusta cómo se perfila
el tupé
y se almidona
la pernera.
Nos hemos vuelto laxas
consentidas
risueñas,
todas excepto Martina,
que es una amargada
reprimida
contenida
refrenada.
Nuestro personal coach
se muestra acalorado
cuando nos ponemos
pesadas,
casi pierde ese aire de
don
licenciado.
Siempre recurre a la granja
de su abuelo
que si las vacas, que si los cerdos,
que si las gallinas, que si las cabras,
y yo aún no entiendo la relación,
entre el módulo de producción
y las ubres de la vaca,
repita, por favor, una vez más,
yo es que soy cosmopolita,
y no alcanzo a entender
a qué huele
la granja
de su abuelo,
quiero que me arranque,
el trajecito de moda.
El viernes,
se me mojaron las medias,
cuando el muy listo,
se nos puso cerca del oído
y nos pidió
permiso.
El lunes entré al baño
apurada
y el personal coach salió
acalorado
perfilándose el tupé
almidonándose la pernera.
En un cubículo estaba
Martina
con la cara desencajada
los ojos desorbitados
la sonrisa inevitable,
me llamó al cubículo
entré y eché el cerrojo
me dijo algo que no alcancé a entender
tan ebria Martina,
me acerqué tanto como pude.
Martina olía a granja del abuelo.

                              


                    

2 comentarios:

  1. ¡Vaya motivación!
    Alguien como que se quedó deseando que le quitarán el trajecito de moda, ¿quién le manda a ser tan cosmopolita? Seguro andará pensando "¡qué ceeerda la Martina!", jajaj. Pero que se alegre por la compañera, hombre, que ahora fijo habrá desfogado su amargura. ¡Besotes, Javier! ;)

    ResponderEliminar
  2. !Jaja! Esi si que es motivación. Además me gusta la ironía y,como no, la manera de expresarla. Y probre muchacha, creo que se va sentir muy desmotivada ahora que otra pasó por el cubículo antes que ella.
    Por cierto, me encantó que oliera a "granja del abuelo". !Es un punto final maravilloso!

    ResponderEliminar